RUBY SPARKS (2012) - ¿AMOR DESCRITO O INSCRITO? - BREVE ANALISIS



Calvin, quien fuera un escritor prodigio y aclamado por su primera novela, se encuentra en un absoluto bloqueo creativo; además procura ser distante evitando cualquier interacción con otros, sobre todo con las mujeres, pues sufre todavía las secuelas de un rompimiento. Encerrado en sí mismo busca recuperar esa chispa y de la desesperación forma la imagen mental de una chica compleja, bella y cándida, llamada Ruby Sparks. Entonces como si tratara de una ráfaga, recupera el vigor y escribe sobre ella en un desborde de creatividad tan apasionado, que al otro día cuando despierta la ve materializada en su apartamento.

Nada ofrece explicación a esta demencial manifestación, aun así el pasmado novelista da rienda suelta a la situación e intenta todo a su alcance para que funcione esta relación, pero enfrenta un dilema: llevar el rumbo natural del noviazgo, o con las posibilidades de su poder quizás la cambie, moldeando la realidad.



Una interesante y muy refrescante muestra de buena metaficcion, similar a otras peliculas como Más extraño que la ficción de Marc Forster, e incluso recuerda a un ejemplo dentro del campo fílmico, La Rosa Purpura del Cairo de Woody Allen; en donde los delineamientos entre fantasía y realidad son rotos impunemente. Sin embargo merece ser vista no solo como una indagación o radiografía sobre las relaciones humanas con la etiqueta de comedia romántica, sin puntos intermedios, además advierte los peligros de idealizar al cónyuge hasta reducirlo solo a un concepto.

Hace hincapié en la introducción y desarrollo del solitario Calvin cuando la cinta plasma su dificultad para aceptar el estado actual de las cosas, como también los cambios por venir. Al describir las cualidades de la ensoñada Ruby, evade las consecuencias de su apatía y egoísmo; aún no confronta esas cargas emocionales y ciertas secuelas psicológicas que podría tener, por lo tanto la imaginación proyectada va en su contra, pues refleja en los actos y etapas anímicas de Ruby algunos errores pasados. Ella es sensata, amable e independiente en un instante y luego es casi maniaco-depresiva por las modificaciones en papel u otras acciones hilarantes.




Entonces el aislamiento resulta ser un escudo represor, aunque lo “protege” según las normas  de su funcional mundo interior, y al ser inseguro por un temor injustificado, no se involucra más que con su visión del afecto. En otras palabras, es un enrevesado ejercicio psicoanalítico de una fina construcción concreta y creativa, cuya solida columna es el maravilloso guion redactado por Zoe Kazan,  co-protagonista del relato e hija de los escritores Nicholas Kazan  y Robin Swicord, asimismo es nieta del legendario director Elia Kazan. Consigue un envidiable balance verosímil del drama franco e intenso y la comedia distribuida con ingenio, mientras sus personajes progresan o se contemplan sin prisa. Ayuda bastante la correcta guía de sus directores, Jonathan Dayton y Valerie Faris, responsables de la entrañable Little Miss Sunshine.




Claramente Kazan basó parte de su historia en el mito de Pigmalión, aquel del escultor que se enamora de su creación y con ello en una conclusión digna, creo yo, quiso transmitir esto: Algunos poseen una noción condicionada sobre lo equitativo en una relación, pero no debemos tratar de entender al ser especial solo por autocomplacencia, sino compartir con entrega y entusiasmo los devenires en sus diversas capas e intentar comprender. No obstante el propósito antes del mencionado recorrido, si nos corresponden, es reconocernos. Y con la identidad reafirmada, iremos dispuestos por ese alguien, sin olvidar lo implícito.

Ves a la chica, pero… ¿te atreves a mirarla?

Por OSCAR CABRERA








Comentarios

Entradas populares