DJANGO DESENCADENADO (DJANGO UNCHAINED) - CRITICA



Guion y Dirección: Quentin Tarantino
Genero: Western
País: EE.UU
Año: 2012

Django es un esclavo liberado por un caza recompensas alemán, hacen un trato para buscar a unos fugitivos, los hermanos Brittle, y cobrar la recompensa vivos o muertos. Luego de trabajar juntos durante el invierno, se embarcan en una búsqueda para encontrar a la esposa de Django, Broomhilda. La cuestión es que ella esta sometida y cautiva en la hacienda Candyland, cuyo dueño es el sádico Calvin J. Candie.

Era cuestión de tiempo para que Quentin abordara uno de sus subgéneros favoritos y con más tintes referenciales a lo largo de su corta pero rica filmografía, el spaguetti western. Sin embargo y como lo hiciera en la estimable ‘Bastardos sin gloria’, nos plantea otra historia de venganza en un marco histórico desprovisto de algún manido mensaje moral. Todos sus personajes genialmente construidos, están en similar condición ética al ser fieles a si mismos. Depende del espectador si los desea catalogar de antihéroes o villanos, pues Tarantino utiliza con habilidad arquetipos y les dota ciertas actitudes para que simpaticemos con ellos, como siempre.

Esta vez no ha distorsionado mucho los paradigmas del contexto fílmico que homenajea, aun es placentera y detallada su interpretación, pero se siente menos transgresor. Justamente aquí es mas la auto-complacencia que en sus anteriores trabajos.

Siendo tan devoto a los códigos del lenguaje, nos brinda una progresión lineal clásica y equilibrada, descansando de la segmentación por capítulos. La experiencia del ritmo es comparable a ‘Jackie Brown’, notando solo una diferencia significativa, el montaje. Aquí la distribución de tomas no es propositiva, disminuyendo el impacto; puedo comprenderlo porque Tarantino perdió a su montajista de cabecera Sally Menke, que falleció. Aunque por ella piezas como ‘Pulp Fiction’ o ‘Kill Bill’ eran explosiones fantásticas, exacerbadas y llevaderas, el trabajo del recién llegado Fred Raskin también es coherente.

Que actuaciones tan completas encontré, la entrega es total, complementando bastante las preferencias melómanas deliciosas de su director. Logrando que escenas poco imaginativas se eleven casi a lo sublime, consiguiendo emociones. En serio fueron siete las veces que lleve mis manos a la boca por el asombro, con aspecto casi febril.

Espero concluir bien con lo siguiente: tiene una de las secuencias de tiroteo mas increíbles que he visto en años. De verdad quede tan feliz ver algo tan pulido y realizado al estilo de la vieja escuela, siendo ingeniosa en su ejecución para no confundir al espectador. Solo digo que tipos como Len Wiseman o Michael Bay podrían tomar apuntes.

Muestra de nuevo que la cinefilia de Quentin puede ser moderada para el gusto de todos, contando una historia con sobriedad, elegancia y contundencia. Siendo fiel a si mismo.  

Se agradece el cameo de Franco Nero y me reí con el de Jonah Hill.

Por OSCAR CABRERA



BONUS
Una de las canciones de la película.







Comentarios

  1. Me encanta esta película, a pesar de tratarse de una película que refleja un tema fuerte como lo es la esclavitud, me gusto la cinta que protagoniza Jamie Foxx junto a Michael Parks, aunque maneja muchas escenas cargadas de sangre, de disparos y de pelas que deja cierta moraleja sobre estos temas polémicos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares